El Paraíso de las Emociones

He intentado realizar un viaje imaginario en búsqueda de las emociones que anidan en nuestro espíritu.

En ese espejo interior he pensado que se halla un lugar de gran belleza, escondido más allá de las dificultades que acechan en el camino.

Quién sabe si es posible un viaje de vuelta más amable, en el que las emociones e ilusiones se materialicen finalmente.

Espero que os guste 🙂

P.D.

Beatriz Gamonal ha creado una historia llena de emoción y significado, inspirada por esta melodía Hasta que la vida nos pare  ¡No te la pierdas!

Venganza de la ignominia

Hace tres semanas me desperté mientras una orquesta vertía sus emociones en mis sueños, con bucles infinitos de una melodía obsesiva y romántica.

Impulsado por esa musa inesperada, y en ausencia de un instrumento musical, comencé a transcribir a mi ordenador portátil las notas que anidaban en mi mente.

Como me suele ocurrir, la creación de mi subconsciente cobró vida propia y expresó por sí misma quién era, mostrando sus detalles y encantos.

Procesando fuertemente unas fotografías que tomé aquellos días acompaño la canción con una danza imaginaria.

A ver qué os parece…

Canción de Cuna

Esta melodía la compuse en un momento difícil en el que sin embargo deseaba expresar mi anhelo de algo maravilloso y alegre.

Según fue cobrando personalidad, y a pesar de algunas frases más jazzísticas, me pareció que era en realidad una suerte de nana surrealista que me cantaba a mí mismo.

Espero que os guste 🙂

Dulce Marta

Aquí os dejo una de las canciones de piano compuestas por mí, dedicada a mi muy amada Marta Susana.

La dulzura es sólo una parte de su personalidad, como podréis observar. Intenté reflejar también con la música su enorme energía y dinamismo. Y es que esta musa es dificil de fotografiar.

Espero que os guste esta canción un tanto New Age, que es uno de los estilos que exploro.

Es la Distancia

Empezaré por una canción que compuse hace tiempo y que creo apropiada, puesto que sois mis amigos de twitter los que más curiosidad tenéis por oir mi música, y a veces nos separa un océano.

Es la Distancia

No es el fuerte viento en la cima de la montaña el que subyuga mi alma.

Es la distancia, es la frontera.

Nubes en el cielo ocultan tu destino. La lluvia del estío añora tu recuerdo.

Solo en mi habitación, suena un reloj. Solo al amanecer.

Solo con mi guitarra quiero tocar otra vez para ti

Oigo mis latidos y ¡quiero vivir!

Quiero escuchar tu voz, ya no sé vivir.

Retorno

Mis padres dicen que desde muy pequeño era bastante independiente y que siempre estaba ocupadísimo con mis innumerables aficiones.

La verdad es que agradezco con cariño que supieran entender las necesidades de mi espíritu inquieto, puesto que de adulto me doy cuenta del esfuerzo que hicieron.

Está canción está dedicada a ellos y al vínculo indivisible que nos une.

Espero que os guste.